Ayer

No hay nada que envejezca más a una mujer (mayor) que vestirse de joven” (Carolina Herrera)

 Hace algunas semanas se celebró en mi antiguo y querido colegio nada menos que el 50 aniversario (bodas de oro lo llaman) de mi promoción de bachilleres y tuve así la ocasión de volver a vivir en directo mi propio ayer. Al tiempo de acudir a la cita mi memoria ya había rescatado unas sencillas frases musicales de Ayer y Hoy, aquella evocadora canción (música chicle que se me había quedado pegada) de cuando entonces: Hoy he vuelto a buscar nuestro amor / hoy he vuelto a buscar tu calor / El paisaje es el mismo / mas tu ya no estás / no podremos volver atrás, y proseguía El cielo sigue siendo azul / igual que cuando estabas tú… Para el caso, unos versos ingenuos pero sugerentes que invitan a tratar los recuerdos del pasado con una cierta añoranza sin llegar a caer en la nostalgia, su triste fruto. Rememorar el ayer desde ese punto justo de melancolía que hace que puedas valorar como el mayor de los tesoros todo lo que aún te queda por vivir. Seguir leyendo